Estás en: Murcia - La Verdad > Necrológicas > Esquelas >
La noche en la que se apagó para siempre una eterna sonrisa

968 36 91 00 | Teléfono de información para la contratación de esquelas

Obituario Miguel Peñalver Botía



Tenía una sonrisa eterna, imborrable, y siempre estaba dispuesto a alegrarle el día a cualquier persona que se cruzara en su camino. Porque era de esos hombres que encaran la vida con chispa, simpatía y humor. También derrochaba generosidad por los cuatro costados y se desvivía con todo el mundo. Miguel Peñalver Botía, socio fundador de Arconsa SA, se fue para siempre en la madrugada del pasado miércoles. Ayer fue un día triste. Soleado, pero triste, frío e insulso para quienes tuvimos la suerte de conocer a este murciano y tratar con él muy de cerca.

Atrás quedarán las comidas de los socios de esta empresa, en las que no paraba de gastar bromas y siempre tenía ganas de fiesta. Tampoco será fácil olvidar las risas y los abrazos con los que recibía a las personas que lo queríamos, ni las palmadas en el brazo cuando contaba algún cotilleo o alguna de sus hazañas por esos mundos de Dios. Ni aquellas tardes de toros en La Condomina, en las que nunca faltaba una botellita de Moët Chandon para echar un brindis al sol con una copa de delicado y frágil cristal.

Atrás quedarán los viajes de trabajo en los que se dejaba la piel para conseguir más ventas y que no le faltara nada a su familia. Serán imborrables las celebraciones familiares, que siempre eran por todo lo alto. Porque Miguel entendía la vida como una fiesta en la que si uno no baila está muerto. Y llevaba razón.

También será difícil eliminar de la mente aquellos momentos vividos en el bar El Castellar de Churra. Su hijo Pedro Miguel lo llevaba allí cada tarde para que pudiera echar una partida de dominó junto a sus colegas. Y siempre, siempre, era él quien ponía una pizca de sal. Tanto, que acababa desquiciando a sus contrincantes, pero conseguía que esa partida tuviera vida y alegría. Y a Miguel le encantaban esas tardes, ya que conseguía reírse hasta de su sombra.

Un luchador

Cobarrito -así lo llamaban sus más allegados- siempre luchó por su familia. Adoraba a su mujer, Rosario Nicolás; a sus dos hijos, Pedro Miguel y Alejandro, y a sus nietos. Su familia y sus amigos siempre estuvieron por encima de todas las cosas. Y esos dos ejes le dieron fuerzas a cada momento para seguir luchando hasta el último día de su vida. De hecho, en los últimos años tuvo diversos achaques de salud, pero los golpes de la vida no impidieron que continuara con firmeza hasta el final.

En la madrugada del miércoles se fue un hombre bueno, que siempre estuvo dispuesto a ayudar a los demás. Se marchó una buena persona y un amante de la vida. Se fue sin despedirse un amigo de sus amigos, y un señor con una educación exquisita. En esa fría y malnacida madrugada se apagó para siempre la eterna sonrisa de mi querido amigo Miguel Peñalver Botía.


Envía tus condolencias
Nombre y apellidos


Condolencias

Condolencias para La noche en la que se apagó para siempre una eterna sonrisa

No hay condolencias

Detalle de la esquela

La noche en la que se apagó para siempre una eterna sonrisa

Fecha publicación: 8/2/2019

Lugar: Murcia

20.566 necrológicas publicadas

Ayuda | Funcionamiento buscador

Esquelas | Marzo 2019

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       
«« «       » »»