Estás en: Murcia - La Verdad > Necrológicas > Esquelas >
Un amante del deporte con eterna sonrisa

968 36 91 00 | Teléfono de información para la contratación de esquelas

Obituario Jesús Navarro Puchol



El sonido de los aplausos en el estadio de Lo Pagán llegó el pasado viernes hasta el cielo. Y allí los escuchaste tú, querido Jesús. Mientras se oían los aplausos, un 'rayito' brilló entre las estrellas. Un destello que se dejó ver desde ese lugar que te dio vida, desde ese lugar que te prolongó la vida. Esa vida de un hombre bueno, de un hombre apasionado por su hijo, por su mujer, por su familia, por sus amigos, entregado al deporte. Pero una vida sesgada mucho antes de lo que a todos nos hubiera gustado. Y allí, en aquel lugar que tanto querías, niños, padres y amigos de esa Escuela de Fútbol Base Pinatar, que presidiste con tanto tesón, te rindieron homenaje.

Conocías a todos los chicos, querías a todos, encontrabas algo bueno en todos. Ibas a ver jugar a todos. En esa escuela, en la que encontraste a una segunda familia, siempre sobrevolará tu ilusión, tu trabajo, tus valores y tu ejemplo.

Desde que eras bien pequeño, 'Pictolín', hacías reír hasta a quienes no estaban para bromas. Llevabas la alegría allá donde ibas. Sembraste amor en tu familia, amor en tu trabajo y amor en tu gran afición: el deporte.

Desde que eras un chaval, Chules, disfrutamos de tu juego en el Pinatar, en Deportes Lorente, en el Mar Menor, en el Torrevieja. Más tarde, conseguiste que quienes estábamos a tu lado atesoráramos ese optimismo, ese saber estar ante la adversidad, esa forma de llevar una enfermedad en la que tantas veces te mostraste sereno en medio de las tormentas.

Es un honor haber coincidido contigo en esta vida. Fuiste un modelo a seguir. Ni siquiera doce años ganando batallas al cáncer te hicieron perder la sonrisa y la serenidad. Una lucha titánica y magistral en la que hasta el final barajaste resultados positivos. Y siempre nos decías que estabas bien.

Continuamente nos contagiaste y embaucaste con tu energía transformadora. Todavía recuerdo tu sonrisa, hasta cuando la felicidad te fue esquiva. Y te marchaste sin rechistar. Y nos juntamos para despedirte el día de tu cumpleaños, pero no alrededor de una tarta con 50 velas como hubiésemos deseado.

Como buen ingeniero, fuiste capaz de optimizar el proceso de una vida que se vislumbraba que iba a ser truncada por un final del que nunca te quejaste. Un proceso en el que disfrutaste de ese bis que te brindó la vida. Un regalo para todos. Y lo lograste. Y nos hiciste felices hasta el final.

Y te fuiste de este mundo sin molestar a nadie, sin desairar a nadie. Hasta el último minuto supiste sacar partido de cada segundo de tu vida, y de la de quienes te queríamos, de quienes te queremos y te querremos. Siempre.

Ahora nos toca a todos aprender a vivir sin ti. Y aprenderemos, pero es cierto que siempre te echaremos de menos. Hasta siempre, Jesús. Adiós Jesús-ito. Descansa en paz, querido Puchol.

Detalle de la esquela

Un amante del deporte con eterna sonrisa

Fecha publicación: 1/11/2018

Lugar: San Pedro

20.102 necrológicas publicadas

Ayuda | Funcionamiento buscador

Esquelas | Noviembre 2018

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
«« «       » »»